El NUEVO NACIMIENTO en la Biblia y la Iglesia Primitiva.

por | 04/05/2017

El Nuevo Nacimiento en la Biblia y la Iglesia Primitiva.

El Nuevo Nacimiento en la Biblia y la Iglesia Primitiva es un libro de José Miguel Arráiz Roberti , el autor en sus 80 páginas hace un análisis de ¿Cómo puede nacer un hombre, siendo viejo?, tomando como base el capítulo tres del evangelio de Juan donde se narra la conversación entre Jesús y un fariseo de nombre Nicodemo. En ella, Jesús llama su atención con una sentencia memorable: “En verdad, en verdad te digo, que quien no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios o tener parte en él” (Juan 3,2) ……..

Todos los seres humanos necesitamos y buscamos la realización como motor que impulsa nuestro andar por la vida, podemos decir que cada cual busca realizarse en algo y ese algo depende del estilo de vida que ha escogido.

Se puede escoger  el estilo de vida en el que servimos a Dios ( Creyente) o el que nos servimos a nosotros mismos ( personas del mundo). Quiero detenerme en la realización que se siente como medida de la felicidad en ambos estilos. Comenzare por el hombre que  sirve a Dios.

Yo Tengo un Nuevo Amor

Yo Tengo un Nuevo Amor

 

Estilo de vida del hombre que sirve a Dios

Problemas, dificultades y carencias (necesidades), tenemos todos, creyentes y no creyentes, la diferencia es cómo las afrontamos, no se afronta igual cuando se está solo, cuando ignoramos la presencia de Dios, cuando ponemos la resolución en nuestra decisión y no en la voluntad de Dios.

La doctrina cristiana tiene como base el estudio de la revelada Palabra de Dios, donde la persona que decide recibir  a Cristo como Salvador y Señor experimenta un “NUEVO NACIMIENTO”.

Juan 14:6

» Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mi».

Recibir a Cristo es tener fe en él, (Confiar en él como nuestro salvador), creer que es el hijo de Dios (Reconocerle como el Hijo de Dios), creer que murió por nuestros pecados a fin de que pudiésemos librarnos del pecado y tener vida eterna, arrepentirnos de los pecados y recibirle reconociéndolo como nuestro salvador Señor.

2da de Corintios 5:17

DE MODO QUE SI ALGUNO ESTÁ EN CRISTO, NUEVA CRIATURA ES; LAS COSAS VIEJAS PASARON; TODAS SON HECHAS NUEVAS.

Con  El Nuevo Nacimiento, nace el nuevo yo, el hombre que cambia su estilo de vida poco a poco, mientras que se va adentrando en los caminos de Cristo, mientras va conociendo su palabra, pone su fe, aparecen nuevas virtudes, se arrepiente de sus pecados, busca de Dios, siente que no está solo, siente que Dios está ahí, se reúne en la iglesia o casa de oración  con hermanos  de fe, que no lo envidian, que no le desean mal, que oran y se arrodillan para pedir  para los suyos.

Cuando experimentamos  “El Nuevo Nacimiento” y nos edificamos en los frutos  del Espíritu Santo  (fe, virtud, conocimiento, dominio propio, paciencia, piedad, afecto fraternal, amor), nos sentimos realizados y esto se convierte en el motor que impulsa nuestro nuevo andar por la vida.

1ra de Corintios 16:14

«Todas nuestras cosas sean hechas con amor».

Experimentas un crecimiento espiritual, se va edificando tu carácter y este se va pareciendo cada vez más al carácter de Cristo, sientes la necesidad de servir a Dios, de hacer su voluntad y no la tuya, antes de acceder a tus caprichos hablas con Dios y le pides que se haga su voluntad, y te sientes realizado sirviendo a Dios, haciendo su voluntad y predicando su palabra. Sientes felicidad y te sientes realizado sirviéndolo, ayudando a otros en su nombre.

1ra Corintios 16:24

«Mi amor en Cristo Jesús esté con todos vosotros, Amén».

Continuar leyendo……

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

6 pensamientos en “El NUEVO NACIMIENTO en la Biblia y la Iglesia Primitiva.

  1. Jair Celso Martinski

    Maribel Gloria a Dios por tu vida e de tu família, que Dios siga operando maravilhas en vuestros corazones.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *